Superando el Miedo a Equivocarse

-mejor hago lo que hacen los demás-

El Miedo a Equivocarse

El error mas grande que puede cometer un padre es el Miedo a Equivocarse.

Lo he visto en sus ojos y me he visto en el mismo escenario, que los papás de mis pacientes.

Nada obstruye mas el camino de cualquier persona. Que el Miedo a Equivocarse.

Te podrás equivocar en un negocio, en una compra o en algo material, no pasa nada….

pero la cosa cambia cuando se trata de tu tesoro mas grande: Tu hijo o tu hija.

El Miedo a Equivocarse nos hace pensar que si tomamos una decisión y no es la “correcta” esto pueda afectar TODA la vida de nuestros hijos.

Pero no es así, también se puede corregir el camino cuando algo no se hizo bien en la cosas que hacemos, compramos o pensamos de la crianza o de las cosas que tienen que ver con los hijos.

 Miedo a equivocarse

No me mal interpretes

Con esto no estoy diciendo que no seas cuidadosa en lo que haces o que no lo pienses quizá un poquito más.

Ni que seas “aventada” como lo decimos acá, no por favor, tampoco como el “Borras”.

Mucho menos que te arranques a darle medicamentos o cosas para ver que tal le cae, o decidas aplicarle doble vacuna de tal o cual por que “pienses” es mejor que sobre a que falte.

Lo que quiero decirte es que NO esta bien, hacer lo que todo el mundo, solo por que alguien con “mas” experiencia lo hizo y le funciono, o por que así se hacia siempre, -así lo hizo mi mamá con nosotros-

o por que te prefieres quedar con lo que te “robas” de los consejos de los demás, sin ni siquiera ver un poquito más.

Si a ti, NO te late, Simple:

No lo hagas…No pasa nada.

Si no haces nada y te dejas llevar por la corriente, esta también es una decisión, y para mi este acto es  por mucho el mas común de los casos, cuando asesoro a papás en mi consulta.

Pero NO te quedes viendo al horizonte

La respuesta no la trae un “ángel” que bajara del cielo a decirte que tienes hacer,

como por ejemplo, quieres comprar la carriola que viste en el centro comercial padrisima,

pero no sabes si vale la pena.

cual es la mejor escuela para tu hijo,

o si sera pecado darle formula mientras vas a trabajar por la tarde,

darle de comer brócoli entero y crudo a los 6 meses por que esto es lo “nuevo”…

¿Que tal estas ideas?

Raparlos para que le salga mejor el pelo (esa me encanta),

Ponerle cebolla y whisky en “el diente que viene“, o ponerle un collar de ámbar,

o quizá reprenderle y pegarle para que no lo vuelva a hacer, tiene que aprender.

En fin tantos y tantos ejemplos que te puedo dar.

Ojo son ejemplos, no estoy siendo irónico ni jugando con tus sentimiento, son ejemplos que veo todos los días en mi consulta o que yo mismo he tenido que pasar por ellos.

Te invito

A que te motives, a apasionate por buscar, indagar, preguntar,

comprar libros, leer en Internet, ver vídeos, juntar y analizar información de los “nerds” los “indies” y los “hippies”.

O quizá primero tengas que pedir prestado aquello que te gustaría probar, comprarlo de segunda mano, como la sillita para que coma que se ve “new age” o “minimalista” pero que no sabes que tan estable sera o si se ajustara a la mesa donde ustedes comen.

Descubre que es lo que te gusta a ti, con que te sientes bien, con lo que te funcione a ti y a los tuyos. No tengas miedo a equivocarte.

Puedes probar aquí y allá, hacer algunas “calas”.

se vale probar, valorar si funciona o no y también si es necesario cambiar,

-cambia por el amor de Dios-, y actúa.

Que no te paralice el miedo a equivocarte.

Te platico todo esto, por que veo a muchos #papasdeprimera que tienen este “issue”: –es que estoy esperando a que Tu me digas como hacerlo me dijo una mamá.

Nadie tiene la verdad absoluta en temas de crianza, de eso estoy cierto. 

Los gurus de la crianza han tenido que hacer esto que te estoy proponiendo, leer de todo, lo que esta al día, lo “oficial”, lo académico, lo antiguo o lo anecdotico….

Todo y después de eso, ahora si proponer un cambio, vivirlo y crear una nueva experiencia.

No tengas miedo a equivocarte, no pasa nada, podemos corregir el rumbo.

Las más de las veces, notaras que NO te equivocaste

y al contrario sentirás lo bien que se siente,  de darte esa oportunidad como padre.

El Miedo a Equivocarse