Fórmula Infantil: Héroe o Villano

La fórmula para bebés es un poderoso estimulante de la producción de leche humana.

 

Acabas de tener a tu bebé y No puedes dar el pecho, no llenas al bebé o sientes que no sale suficiente…

NO te preocupes,  mientras tanto -le puedes dar fórmula-.

biberon, botella, fórmula o leche maternizada

Estoy seguro que más de una o uno en este momento se ha rasgado las vestiduras, ante insolente comentario.

Pero déjenme decirles algo antes de continuar.

  • Si eres mamá experta y con éxito en la alimentación al seno materno con tus otros bebes.
  • Si eres muy golpeada de pecho en esto de la lactancia humana.
  • Eres un experto en alimentación al seno materno.

Disculpa -Este articulo- NO ES PARA TI.

Pero si insistes, por favor léelo completo.

 

Los puristas de la leche humana recomiendan evitar -tajantemente- y bajo ninguna circunstancia el uso de la fórmula láctea como un sustituto de la leche humana, pues relatan que esto ocasiona que fracase la continuidad de la lactancia humana.

Déjame decirte que –Eso no es verdad-.

Si se puede utilizar fórmula láctea en algunos casos especiales y bajo supervisión siempre que exista el verdadero deseo de brindarle leche humana al bebé por un buen tiempo.

Y lo he comprobado innumerables ocasiones en la práctica clínica con las mamás de mis pacientes.

¿En qué casos se recomienda?

Es muy común que las mamás que por cualquier situación tuvieron que ser sometidas a operación Cesárea tengan dificultades los primeros días después del nacimiento para iniciar la alimentación al seno materno.

Se sabe bien que las mamás que tuvieron que hacerles cesárea, la mayoría:

  • No desarrollaron trabajo de parto.
  • Tienen dolor posoperatorio.
  • y experimentan dificultades para movilizarse aun en la cama.

Por lo tanto el agarre del bebé al pecho es más difícil, las hormonas que estimulan la salida de la primera leche del bebé –el Calostro- no se producen y por lo tanto demora más tiempo o resulta casi imposible seguir con ese objetivo.

Se suman la irritabilidad del bebé, ansiedad de la familia y pasan los días y el famoso Golpe de Leche nunca llega.

Las mamás para este punto sienten que lo están haciendo mal y que no lo llenan.

Además y por si fuera poco se agregan otros  inconvenientes, una mala técnica de amamantamiento con el consecuente dolor y ardor en los pezones que hace que la pobre mamá desista de sus sueños de darle lo mejor a su bebé.

¿Pero y entonces como le hago?

El secreto está en usar la formula a nuestro favor, el secreto está en saber usar la fórmula.

Te explico como:

  1. Prepara fórmula para lactante de primera etapa (escogeremos alguna de todas las que hay)
  2. Le administraremos «pequeños» volúmenes de formula – no más de 10 o 15 ml- cada hora u hora y media.
  3. Pero… SIN BIBERÓN.
  4. Le brindaremos la fórmula en gotero, cuchara, jeringa (sin guante) o en vasito.
  • No importa que se derrame un poco, el bebé NO se ahogara, no te preocupes.
  1. Esto es recomendado durante las primeras 48 o 72 hrs después de la cirugía.
  2. Posteriormente recomiendo realizar periodos de 4 o 5 horas donde le brindes solo seno materno seguidos de una toma de fórmula como ya lo explicamos.

 El Verdadero Enemigo de la Lactancia NO es la Fórmula, es la IGNORANCIA y el BIBERON.

 

Si, así como lo lees, el mugroso biberón y su tetina o mamila (falso pezón) son los del problema.

Es indistinto que el biberón sea muy novedoso, costoso o traído de tierras lejanas, el biberón y su tetina son uno de los enemigos que más daño hacen en la infancia.

Siempre pensé que era la fórmula…

Yo también y por muchos años.

Con esto declaro y aclaro abiertamente que NO es mejor usar formula NUNCA, te sugiero que siempre LO INTENTES primero al seno materno directo aun contra todo pronóstico, y dejemos esta técnica en caso de ultimo recurso.

¿Pero qué pasa con el biberón, porque están malo?

Sucede que cuando los bebés toman leche en biberón

  • Se acostumbran a un pezón falso y se confunden.
  • También beben volúmenes altos y a gran velocidad, imposibles de igualar al seno humano (al menos en la primera semana de vida).
  • Favorece que duerman por largos periodos una vez que están «llenos» evitando el contacto continuo con mamá y la estimulación del seno materno.

o   Un bebe con apetito siempre estimula mejor el aumento de la producción.

Entre otros males que te platicare después. (Mi bebé tiene un año y ya no debe de tomar biberón. ¿Porque?)

NO TE DETENGAS.

Al decir que le daremos fórmula al recién nacido, no significa que tu no harás nada.

  • Necesito que sigas poniéndolo al pecho al inicio de cada toma, lo mas que se pueda, es decir que lo primero que tome sea siempre el pecho. Luego viene la fórmula.
  • No lo hagas llorar o desesperar mucho tiempo. Un bebé irritable y molesto come siempre por desesperación y no por apetito genuino.

Una vez que el bebé ha comido y descansado.

Aprovecha y descansa también.

Duerme y aliméntate bien.

Bebe el agua que tu cuerpo necesite – NI más Ni menos-

Por otro lado necesitamos acción, así que cuando estés despierta y avivada:

  • Trata de extraer manualmente el calostro -recuerda al principio es poquito, pegajoso y amarillento-
  • Mantén tus pezones secos y frescos si se puede mejor descubiertos al aire libre. (Todo mundo fuera, trabaja en tu nido)
  • Coléctalo en cucharitas o frasquitos muy pequeños de modo que sea fácil dárselos al bebé directamente a la boca en la próxima toma.
  • Piel con piel la mayor cantidad de tiempo posible. (no lo prestes mucho los primeros días, ni nunca).

Esta técnica no es nueva y está tomada de la maniobra que se les recomienda a las madres que por alguna razón al principio no pudieron alimentar a sus bebes directamente al seno materno, se le llama RELACTANCIA o LACTANCIA INDUCIDA.

Citando un ejemplo, una mama con un bebé prematuro grave que al nacer le tuvieron que llevar a la unidad de cuidados neonatales y obviamente no pudo establecer contacto piel con piel o ni siquiera pudo ponérselo al pecho para alimentarle.

A estas madres se les recomienda hacer exactamente lo mismo, nosotros lo hemos aplicado a situaciones reales con mamás reales que de entrada se desesperan o salen de cirugía muy agotadas o con algún inconveniente y no pueden establecer un buen inicio de la lactancia materna.

 Los resultados son extraordinarios.

La mamá no pierde la esperanza.

Siente que está trabajando su pecho y que va a mejorar su producción tarde que temprano.

y más que pronto se dan cuenta que ya tienen leche suficiente.

Incluso ellas mismas son las que van retirando las tomas de la fórmula o el mismo bebé prefiere a su mamá.

Y es que si más mamás y más personal de salud lo supieran, los registros de lactancia exclusiva a largo plazo AUMENTARÍAN SIGNIFICATIVAMENTE.

Despreocúpate

Hay que saber cómo utilizar la formula a nuestro favor. Sabemos que lo puedes lograr.

Lo que en realidad se está haciendo es “comprar” tiempo, dándole la oportunidad de que mamá no tenga miedo de no estar alimentando bien a su bebé y que no se preocupe por que el azúcar del bebé pueda bajar, etcétera.

Logramos que la mamá pase su estancia hospitalaria lo mejor posible, que descanse, se vaya tranquila a casa, para que se recupere más rápido y esté lista para continuar la labor.

Todo en casa siempre es mejor. Las mamás aseguran que una vez que están en casa pueden aplicar con más tranquilidad estas y otras técnicas para mejorar la producción, repasan sus notas o libros y como caído del cielo pronto ya está la leche de mamá lista para su bebé.

 Comparte

Te gusto. ¡Por favor compártelo!

Esta información es valiosa para las futuras mamás.

Si conoces alguna nueva mamá que está batallando con los primeros días de lactancia compártesela, estoy seguro que jamás lo había leído, se quedara un poco incrédula, pero lo comprobara por sí misma.