Medicamentos Fuera del Alcance

6 Recomendaciones para evitar accidentes e intoxicaciones.

Los departamentos de urgencias en todo México y el mundo reciben diariamente niños que ingieren medicamentos dejados a su alcance.

Esto causa un grave problema de salud, que inicia con la gran angustia que genera en los padres y sus médicos de cabecera saber si es necesario hacer procedimientos para evitar una intoxicación o envenenamiento.

Seguida de visita a urgencias, procedimientos médicos, estudios de laboratorio, muchas veces también hospitalización, daños al organismo y por supuesto hasta la muerte.

Te quiero preguntar hoy:

¿Están todos los medicamentos en tu casa almacenados de forma segura?

No te sientas mal a todos nos pasa, que estamos tomando un tratamiento y por la facilidad dejamos las tabletas a la mano, ahí en la cocina o en la mesita para no olvidarlos.

Sucede también con los tratamientos de los niños con los jarabes, ampolletas y hasta la vitaminas de gomitas que toman a diario que están muy al alcance.

Tomemos acción.

Pon tus medicamentos fuera del alcance y de la vista de los niños.

Up & Away es un programa educativo para recordar a las familias acerca de la importancia de mantener los medicamentos en lugares seguros.

Es una iniciativa de PROTECT, en colaboración con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades – CDC por sus siglas en inglés – y otras organizaciones en Estados Unidos.

Y recomienda 6 simples acciones para evitar estos terribles accidentes.

1.- Escoge un lugar que tus hijos NO puedan alcanzar.
Cualquier medicamento o vitaminas puede ser peligroso si se toma de la manera incorrecta o por la persona equivocada, esto incluye medicamentos que puedes comprar sin receta médica.

2.- Después de cada uso guarda los medicamentos fuera del alcance de los niños.
Nunca dejes los medicamentos a la vista en la cocina ni sobre la mesita de noche de un niño enfermo, así tengas que darle otra dosis en pocas horas.
Siempre guarda las medicinas y las vitaminas después de usarlas, incluso las que usas todos los días.

3.- Asegúrate de que la tapa de seguridad esté puesta y asegurada.
Si el medicamento tiene una tapa enroscable, gírala hasta que escuches el “clic” o hasta que no gire más.
Recuerda que aunque muchos envases de medicinas y vitaminas tienen tapas de seguridad, los niños pueden encontrar la manera de abrirlos, por tanto, es mejor guardar los medicamentos fuera del alcance y de la vista de los niños.

4.- Enseña a tus hijos a usar de forma apropiada y segura de usar los medicamentos.
Evita decirles que son dulces o caramelos, aun cuando no quieran tomarlos.
Explícales por que los tienes que administrar tu y que es importante tomarlos solo cuando estamos enfermos y que soy yo quien los está recomendando.

5.- Debemos hablar con toda la familia y personal al cuidado de tus hijos sobre la seguridad de los medicamentos.
Invitados en casa, tíos, abuelos y personal que labora en el hogar o que cuida de los niños deben de seguir las reglas sobre la seguridad de los medicamentos.
También si visitamos a los abuelos o familia cercana.
Comparte con ellos esta información es de suma importancia.

6.- Mantente preparada en caso de Emergencia.
Si crees que tu hijo ingirió algún medicamento o vitamina sin tu supervisión – y aun cuando no estés completamente segura – llama inmediatamente al hospital de referencia donde esta tu doctor o comunícate con nosotros.

No lo dejes para después.

1.-Pon tus medicamentos fuera del alcance y de la vista de los niños.
2.- Comparte o etiqueta de forma directa a toda la familia, en su whatsapp, facebook o instagram.
3.- Comparte o etiqueta a tus amigos que tienen niños en casa, con la amiga a la que invita a tu niño a su casa a pasar una tarde, las mamás del colegio y de la gimnasia o el tenis.

Ningún niño en urgencias por intoxicación.

¿Prometido?
Perfecto.