Tabaco y Niños un factor a tomar en cuenta.

Fumo pero no cerca de ellos.

Tabaco y Niños

Cuando los doctores preguntamos en la consulta si alguien fuma en casa
se hace un silencio medio extraño.
Si hay quien lo hace en casa, se siente apenado y dice – Yo fumo, pero no lo hago cerca de ellos

o la otra es que generalmente lo delata el acompañante
o en su defecto -el fumador- no está presente en la consulta como cuando es algún tío o los abuelos.

El tabaco hoy por hoy todo mundo sabe de los daños que produce y la magnitud de los problemas que genera su uso.

Según la OMS público en su portal en 2016 estos datos:

El humo del tabaco contiene más de 4 000 productos químicos, de los cuales se sabe que al menos 250 son nocivos, y más de 50 causan cáncer.

Más del 40% de los niños tienen al menos un progenitor que fuma.

Tabaco, tabaquismo, niños

Alrededor de 14 millones de personas mayores de 15 años fuman y el 70% de ellos tiene más de 3 años haciéndolo en forma consecutiva.

Pero poco se habla del fumador pasivo ahora llamado Fumador de humo ajeno.

Todo mundo piensa que el fumador pasivo es solo aquel que está cerca del que fuma mientras este se deleita inhalando y exhalando humo de tabaco.

Nada más equivocado.

El concepto aplica a los que rodean al fumador aun cuando el cigarro haya sido fumado en otro lugar y en otro momento.

Fumar uno o dos cigarros al día garantiza compartir humo de tabaco por lo menos en las siguiente 14 a 18 hrs

La intención del post no es fastidiar a nadie, ni hacer sentir mal.

Créeme.
La idea es que entendamos por que hay casos respiratorios de niños que son tan difíciles de tratar.

En mi experiencia es una de las causas más comúnmente asociadas a cuadros respiratorios en los niños y complicaciones asociados a ellos.

Es el clásico niño que a pesar de que se le trata de la manera más eficaz y completa su problema respiratorio, llámese rinofaringitis de repetición, rinosinusitis, otitis media, bronquiolitis o crisis asmática NO mejora según lo esperado o tiene recaídas poco explicables.

En el historial que hacemos en la consulta incluso hay que preguntar no una, sino varias veces, por que es común que en el primer cuestionario se niegue el caso.

Pero este mes y el anterior me he percatado que así está pasando en la consulta.
muchos papás fumadores con casos de niños con problemas difíciles de tratar o de evolucion lenta.
El fumador cae en cuenta que eso puede ser el factor que está causando los problemas y deja de hacerlo.
Los resultados: Sorprendentes,
no hay más “problemas” respiratorios raros o recaídas.

Dejar de Fumar es Posible.

Los papás de mis pacientes que fuman y así lo declaran, deben dejar de hacerlo a la brevedad.

Y no solo por ellos, sino por lo que esto está provocando.

Pero no es tarea fácil.
Decirles con reproche que dejen de hacerlo no es suficiente.

Existe tratamiento dependiendo del grado de tabaquismo que se esté hablando.
Los médicos especialistas en Medicina Interna y Neumología pueden ayudarte y notaras un gran cambio por supuesto en tu salud y la de tus pequeños.

NO te Enganches

Si tú eres el que fuma.
Sabemos que no es fácil, pero de lo que estamos hablando es de buscar soluciones reales.

De nada sirve seguir medicando a la pequeña o pequeño por sus “gripas interminables” si no resolvemos el problema de base.

De acuerdo, no es que sea el único factor, pero es uno de los más significativos.

Si tú no eres el que fuma, si no tu pareja o los abuelitos del niño.
Ofrece soluciones, no reproches.
Toma la iniciativa acude a una consulta con el especialista, pregunta sobre como abordar el problema y pónganse de acuerdo.
No tiene por que ser un problema más.