Eligiendo al Pediatra de mi Bebé

¿Donde lo encuentro? ¿Que debo de tener en cuenta?

Elegir a tu médico es importantísimo, pero mas importante es el contar con tu pediatra.

¿Porque es importante contar con la ayuda de un pediatra?

La importancia parece obvia, es el doctor de tu bebé, pero sobre todo es el medico que dará certeza y tranquilidad a ti, si a ti como mamá, y si, digo mamá porqué que son las que casi siempre están al día con los temas de salud.

El especialista en pediatra es un médico que valora el Bienestar global de tu bebé en cada visita. No exagero, somos especialistas en ver más allá de un simple resfriado o una visita general de salud.

La valoración de crecimiento y desarrollo es fundamental. El famoso Control de Niño o Niña Sanos.

La importancia.

Radica en que será una persona que conozca todos los detalles del bebé o del niño pero sobre todo también debes de estar consciente de que se involucrara mucho mucho más allá.

Conocemos a detalle a las familias, sus antecedentes médicos, laborales y de vida general. Somos casi como ese medico de familia de antes.

El momento

Parecería que el mejor momento es desde el principio ¿y que crees?
Aqui no aplica, aquí lo IDEAL es conocernos desde antes.
Si leíste bien, desde antes.
Al pediatra el puedes conocer desde antes de tener a tu bebé, en la famosa Consulta Prenatal, pregunta si tu médico la practica o estaría disponible. Habla mucho de ella o de él. Aquí el link del articulo completo.

Si no es tu caso y tus hijos ya son grandes y necesitas un nuevo doctor, el mejor momento es conocerl@ cuánto están SANOS.

Entrevistarte y hacer una cita es lo ideal, pregunta lo que quieras, si tienes tus récords, cartillas de vacunación o estudios previos es el momento oportuno de mostrarlos y aclarar tus pendientes.

¿Pero con quien voy? ¿Donde encuentro a alguien confiable?

Preguntando se llega a Roma.

Las referencias de un buen médico puede llegarte desde un familiar, una amiga, un compañero de trabajo y obviamente las búsquedas digitales.

Los grupos de Facebook o WhatsApp son clásicos para ampliar el margen de búsqueda. Son súper democráticos y bien intencionados. Vas a encontrar de todo pero sobretodo de darán una opinión certera y validada de un profesional que ya te adelanta mucho.

“Googlear” puede ser útil. Busca “Pediatra en…” y completas la búsqueda con el nombre de tu ciudad, tu colonia u hospital y….taaa-raan, casi por arte de magia te aparecen un sin número de opciones.

Ahi mismo podrás ver directamente los perfiles de redes sociales o paginas web del profesional, obviamente aquí entran los anuncios o propagandas de los mismo doctores pero es un muy buen principio para irte dando una idea de quien es, como trabaja, quizá hasta encuentres fotos, videos, publicaciones y ubicación de los candidatos.

¿Que debo de tomar en cuenta?

Yo lo resumo en 3 palabras
Validación, Reputación o Prestigio y por ultimo… ta – ta- ta- taaan!

Todo mundo sabe que un medico debe de tener sus credenciales puestas al día, que debe de contar con titutlo y cédula que puedes ubicar en este link –Busca cédulas profesionales– sin problema y de forma legar.

Muchos pediatras son ademas especialistas en otras ramas como Neonatologia, urgencias, cirugía, alergias. -Yo por ejemplo soy Intensivista Pediatra, otro día de platico de ese rollo-
Se puede que tu pediatra sea super-especialista, pero lo que si NO PUEDE faltar es su CERTIFICACIÓN

Así como te platique de las cédulas, las certificaciones son documentos que “Validan” que estamos actualizados. Normalmente muchos doctores los ponemos en nuestras paredes como títulos o diplomas. -NO esta de más preguntar-

De la Reputación o Prestigio la comunidad habla.
Sin duda las experiencias de otros papás de va ayudar muchísimo pero no necesariamente significa que así sea.

No es tan fácil, pero considero que la misma EXPERIENCIA que tenga el doctor es un parámetro de Prestigio o Reputación, los años de practica, como a los buenos vinos los hacen mejores.

La palabra clave

Se llama CONFIANZA, tu doctor o doctora puede tener todo lo anterior: cédulas, acreditaciones, puestos, certificaciones, títulos y un largo etcétera. Pero si no te da CONFIANZA

“Forget it”

Esto es clave, sin duda alguna.
A mi me encanta y disfruto mucho de este regalo que me dan los papas de mis pequeños y ni que decir de cuando el mismo pequeño me pide a mi como su médico, y no es por las ricas paletas que regalo. La CONFIANZA lo es todo.

Los papas de dicen que pasan cosas de verdad increíbles cuando hay confianza. Me ha pasado que me dicen que sus hijos enfermos empiezan a mejorar desde el mismo momento en que llaman o entran a la oficina.
Yo me siento como pavo real.

Y es verdad. Te puedo asegurar que la Confianza es el 50% o mas del tratamiento de tu hijo. Todo fluye y funciona mejor cuando la hay.
De la misma manera a la inversa. Si sucede que No confías en el medico que te esta revisando y atendiendo a tu bebé, no será tan bueno o pronto el resultado. Por supuesto esto es muy muy subjetivo pero es experiencia pura.
Pregunta y verás los anécdotas que te van a regalar.

Mi agradecimiento

No hay palabras que lo expresen. Mi gratitud es eterna a cada uno de los papás que han confiado en mi y en mi equipo.

La responsabilidad es mayúscula y el compromiso viene de ahí.
La actualización, el interés genuino de ver a tu hijo como si fuera mi familia y la disposición de ayudar;  es lo que hace que mi familia y yo pongamos manos a la obra en nuestro pequeño centro de atención.

Nuestra contribución al mundo, es ayudarte.
Es verte tranquilo de nuevo, ver a esos chaparros dando lata de nuevo y sus sonrisas.

Gracias a mis #PapasdePrimera aquí en Cabo, en todo México y el Mundo. Aunque no lo creas así de grande es esta comunidad de papás.

Por cierto, ¿ya escuchaste este episodio y otros más en el Podcast de #PapásdePrimera?

Aquí de dejo el enlace para que te des una vuelta

Escuchar el Podcast

Sarampión: Brotes, miedo y vacunas

¿Qué debo hacer?

Tengo unos #PapasdePrimera que vinieron a consulta con sus hijos; una niña de 10 años y un nuevo bebé que apenas tiene 10 meses.
Están contentos con el desarrollo del más pequeño, todo marcha bien con los dos.

Durante la revisión platicamos sobre del esquema de vacunas de ambos, e inmediatamente les cambia la cara cuando nos damos cuenta que la mayor tiene pendiente su segunda dosis de Triple viral (sarampión, rubeola y paperas).

Los veo un poco aturdidos pues según ellos están -super bien- en el tema de vacunas.
Noté que se miraban uno al otro, diciendo:
– ¿Qué no se supone que lo hicimos cuando nos vinimos a vivir a Cabo? –

Sigue Leyendo »

Vómitos y Diarrea

-Estrategia para evitar visitar urgencias sin necesidad-

Hay niños vomitones, vomitan por todo… si tienen fiebre, si están enfermos de la panza o si hacen corajes.

Yo personalmente tengo una hija así.

Una de las cosas que más me preguntan los papás y mamás es que hacer cuando un niño está vomitando ya varias veces y no paran de vomitar.

¿Que hago?
¿Puedo darle un medicamento? Me preocupa que se deshidrate.
¿Es necesario inyectarlo?
¿Corro al hospital más cercano y que el doctor de urgencias lo revise?

 

En fin, estas son solo algunas de las preguntas, todas ellas muy válidas.
Porque si hay algo que preocupa a los #papasdeprimera es la fiebre y el vómito.
Sobretodo en los más pequeñitos.

El secreto para manejar como todo un experto al niño con vomito, te lo explico en 4 pasos.

Sigue Leyendo »

Infecciones de Vias Urinarias

-¿Como puedo saber si mi hijo tiene infección de vías urinarias?-

Las Infecciones de Vías Urinarias en niños y niñas es un super tema, en los libros de medicina representan capítulos completos.

Es complejo por los mecanismos que las causan, los bichos que están involucrados, el diagnóstico y la forma de tratarlas.

Son muchos los factores involucrados como por ejemplo: si el paciente es niño o niña, también influye la edad que tenga y si es la primera vez que padece una infección de este tipo, si tiene fiebre o el problema ya tiene días de evolución entre otros.

 

Pero mira, te lo voy a simplificar lo más posible.
Vamos a platicarlo aquí como se lo platico a los papás que me visitan en mi consulta.

Te daré algunos datos interesantes para empezar.

Sigue Leyendo »

Bronquiolitis

No es una gripa más.

No está escrito el nombre en forma incorrecta,
el nombre correcto de la enfermedad es bronquiolitis y no es lo mismo que la bronquitis.

La bronquiolitis es una enfermedad de las vías respiratorias inferiores y es muy frecuente en niños menores de 2 años, particularmente en varones y niños que se encuentran en guardería y estancias.

No necesariamente significa que sólo estos pequeños lo padezcan, también las niñas, los niños de casa o niños con hermanitos pueden enfermarse de este problema.

La bronquiolitis hace referencia a una enfermedad característica de la infancia en niños menores de 2 años,
Estos pequeños se ven afectados por esta enfermedad que es causada por un virus;
el virus sincitial respiratorio (VSR)
por supuesto que hay más virus que pueden causar esta enfermedad,
pero la más común es por este bichito tan temido.

¿Por qué es importante hablar de la bronquiolitis?

Porque es una de las causas más comunes de visitas a los consultorios y a hospitales.
Es una enfermedad que se caracteriza por:

  • dificultad para respirar,
  • tos en accesos frecuentes y constantes y
  • un silbido característico que escuchamos cuando los bebés respiran,

Es importante esta enfermedad, su cuidado y atención porque puede causar dificultad para respirar, es decir que los bebés puedan verse muy muy agitados.
Que puedan sumirse entre sus costillas,
se puede ver que hunde su barriguita y que respire a muy altas frecuencias.

¿Cómo puedo darme cuenta de que mi bebé tiene una bronquiolitis?

Los niños que tienen bronquiolitis inician su cuadro como una gripa o un resfriado cualquiera.

Tienen mucha tos, algo de moco, congestión, flema y puede estar acompañado de fiebre.

Al paso de las horas o quizás al paso de los días empiece a escucharse una tos más constante, en accesos y quizá se alcance a escuchar un pequeño silbido que si escuchas con cuidado podrías escucharle en la espalda de tu bebé.

La enfermedad de la bronquiolitis puede tener diversos grados de presentación,
es decir hay niños que tienen bronquiolitis muy leves, muy discretas y otros que pueden presentar un problema mayor.

Estos niños con bronquiolitis más graves pueden necesitar, vigilancia en urgencias, oxígeno y hasta hospitalización.

Sin embargo, la mayoría de los pacientes que veo en mi consulta y en nuestra comunidad no tienen mayor problema y resulta ser una enfermedad que puede ser manejada en casa con toda tranquilidad.

No lo olvides, no automediques a tu bebé

Un grave problemas que vemos asociado a la bronquiolitis, es que son niños que fueron parcialmente tratados o que sus padres iniciaron un tratamiento sin receta y sin consulta la tan frecuente automedicación,

Con medicinas clásicas para la gripa, le iniciaron algunas nebulizaciones que ya les habían recetado con anterioridad y sin mucha mejora.

Por lo que en los consultorios vemos muchos niños complicados ya con franca dificultad para respirar, muy agitados y sus papás super asustados.

Déjalo en manos de los expertos

La bronquiolitis es relativamente fácil de diagnosticar, requiere cuidados mínimos y un tratamiento puntual, específicamente en los niños menores de 2 años y entre más pequeños, más cuidados hay que tener.

El tratamiento está basado en antiinflamatorios, medidas generales de cuidados y algo de nebulizaciones, sin embargo, la importancia de ver y revisar estos pequeños es descartar que no esté acompañada de otras enfermedades y que realmente se trate de una bronquiolitis.

La bronquiolitis como causa de problemas en el futuro

La bronquiolitis ha sido mal clasificada como la enfermedad asmática del infante o del pequeño bebé,

Sin embargo, se sabe bien que no hay una relación directa entre bronquiolitis y asma en el futuro.

Pero es bien sabido también, que hasta el 50 % de los niños que padecen una bronquiolitis antes del primer año de vida, padecerán problemas bronquiales en los próximos dos o hasta cuatro años siguientes.

Es ahí la importancia de diagnosticar este problema de la infancia, clasificarlo, tenerlo como un antecedente de importancia.

Y si tu niño presenta “problemas bronquiales” de repetición, muy probablemente se trate de que en los primeros meses de vida tuvo alguna infección viral y que le causó la bronquiolitis.

Despreocúpate

El problema de la bronquiolitis y la sensibilidad bronquial que deja tiene solución y tiene tratamiento.

Es importante acudir con nosotros para ayudarte, sabemos cómo tratar este problema.