Vómitos y Diarrea

-Estrategia para evitar visitar urgencias sin necesidad-

Hay niños vomitones, vomitan por todo… si tienen fiebre, si están enfermos de la panza o si hacen corajes.

Yo personalmente tengo una hija así.

Una de las cosas que más me preguntan los papás y mamás es que hacer cuando un niño está vomitando ya varias veces y no paran de vomitar.

¿Que hago?
¿Puedo darle un medicamento? Me preocupa que se deshidrate.
¿Es necesario inyectarlo?
¿Corro al hospital más cercano y que el doctor de urgencias lo revise?

 

En fin, estas son solo algunas de las preguntas, todas ellas muy válidas.
Porque si hay algo que preocupa a los #papasdeprimera es la fiebre y el vómito.
Sobretodo en los más pequeñitos.

El secreto para manejar como todo un experto al niño con vomito, te lo explico en 4 pasos.

1.- Conservar la calma.

Entendamos que el vómito es un reflejo protector del cuerpo, si algo no anda bien, o no le cayo algún alimento, el cuerpo se encargará de eliminarlo en vómito o diarrea.

Este proceso puede tomar varias horas o hasta días.
Aquí la clave es dar pasos con pies de plomo y confiados de los que estamos haciendo

2.- Evitemos medicamentos de primera instancia.

Literal déjalo que vomite y que haga popo, las veces que sea necesario al menos en el lapso de las 4 próximas horas.
No por darle algo (medicamentos) se va a sentir mejor.
Además toma en cuenta que los medicamentos tomados no los va a tolerar,
En cuanto menos lo pienses ya se volvió a vomitar y los va a sacar tal cual entraron.

3.- Inicia a la brevedad electrolitos orales -Especiales para niños-

El suero vida oral (clásico) o los comerciales que se venden sin receta en el super o farmacias, son útiles.
Lo primero es determinar la cantidad que vamos a utilizar.
Hay que hacer un pequeño cálculo dependiendo de la edad.
Son 50 a 70 ml del suero para menores de 1 año y para los más grandes hasta 150 ml,

Ojo esto es después de cada evacuación o vómito.

NO se administra de golpe.

Se recomienda hacerlo en pequeñas cantidades, puedes usar una cuchara o una jeringa pequeña.
Evita darle en la botella o en el biberón.

No importa si vuelve a vomitar. No te preocupes.

Es preferible que vomite suerito y no agua, pues esto solo enjuaga el estómago y la pérdida de sales naturales del cuerpo (electrolitos) se tiran y empiezan los problemas.

Si bien la guía mundial recomienda continuar con dieta, yo aconsejo esperar y solo hidratar con suero o seno materno.
Suspender todo lo demás por un par de horas, y evitar tajantemente lácteos, jugos y azúcares.
Aquí esta el secreto.

Este cálculo de volumen que se le va a dar al vomiton, se llama PLAN A de hidratación, esto es una escala de tratamiento basado en la severidad del problema ya sea vómito o diarrea.
Hay Planes A, B y C.
Nosotros solo vamos a usar el PLAN A, no te estreses por los demás.

4.- Consulta médica oportuna.

Es vital ponernos en contacto o vernos a la brevedad para ver de qué se trata y ver si es necesario hacer ajustes al tratamiento o enviar estudios de laboratorio.

8 de cada 10 niños mejoran realizando estos simples pasos.
NO requieren medicamentos para el vómito.
Y la evolución del cuadro es hacia la mejora y se complementa con una buena revisión médica y descarte de otros problemas de salud.

¿Cuando sí hay que ir a Urgencias?

Yo recomiendo ir a urgencias si después de 4 horas de iniciado el PLAN A no hay mejoría o continua con vómitos/diarrea a pesar del manejo y no hay posibilidad de vernos en la oficina.

También siempre que el niño o bebé no responda, que este sumamente decaído o no esté alerta.
El médico en su evaluación inicial revisará el estado de hidratación y dirigirá el tratamiento apropiado además de ponerse en contacto conmigo.
No te angusties.

Ponlo en practica.

No esperes a que suceda.
Ten siempre a la mano soluciones de electrolitos orales para niños. Tienen amplio margen de caducidad por lo que puedes tenerlos en casa en presentación líquida o polvo.
Calcula la cantidad que le corresponde a tu pequeño, puedes usar como referencia una taza (cafetera pequeña o clásica) y no un tarro de cerveza del papá.
Ubica la unidad médica de emergencias donde trabaja el doc de tu pequeño.

#PapasdePrimera que parte y comparte, siempre se queda con la mejor parte.
Así que a compartir, para que más que seamos más #PapasdePrimera y no salgan corriendo por el primer vómito a urgencias.

4 Consejos Contra las Aguas Malas.

-Comprobados-

En esta temporada como cada año, las famosas Aguas Malas, quemadores o Jellyfish como se les conoce, hacen de las suyas en nuestras costas.

Nos hacen pasar un mal rato o de plano no nos dejan disfrutar de las playas.

Las corrientes cálidas las atraen y se multiplican con mayor facilidad.

Seguro que te ha tocado verles o sentir las molestias de su poderosa toxina.

Jellyfish

Hay mucho escrito sobre el tema, mitos y verdades que generan confusión a la hora de ayudar a alguien.

Básicamente el tratamiento de una picadura por agua mala depende del tipo de Agua Mala en cuestión.

Existe una gran variedad de ellas. No entrare en detalles técnicos si no prácticos.

Sigue Leyendo »

Rotavirus: La diarrea del bebé.

La diarrea del bebé pequeño.

El rotavirus es una infección gastrointestinal clásica de la infancia, más delicada en niños pequeños menores de 2 años. Se caracteriza por fiebre, diarrea abundante en cantidad y frecuencia, fetidez, vómitos y malestar.

diarrea rotavirus

¿Cómo se contagia el rotavirus?

Se pasa por contacto directo con el virus del rotavirus, presente casi siempre en heces (popo) de las personas infectadas con rotavirus, es muy contagiosa y resistente, permanece en superficies, juguetes, camas, pañales y manos sucias.

Sigue Leyendo »

Los Primeros Dientes.

Dientes de leche

Los Primeros Dientes

Una situación que genera ansiedad y preocupación en los padres es la salida de los primeros dientes del bebé, este proceso puede aparecer con más frecuencia entre los 4 y 8 meses de edad, pero también se pueden ver en recién nacidos que ya nacen con dientes o empezar en etapas más avanzadas, -he visto bebés de 20 meses sin dientes- sin que esto signifique un problema.

dientes de leche

El proceso de los dientes primarios o dientes de leche termina en promedio a los 3 años y con 20 piezas dentarias. Los primeros dientes en salir son los incisivos “frontales” inferiores, le siguen los opuestos en la parte superior, sin que esto sea siempre una regla.

La ansiedad, la salivación excesiva, irritabilidad, deseo de morder todo, la diarrea y hasta fiebre han sido situaciones asociadas a la salida de los dientes en bebés, sin embargo los padres deberán de ser observadores y no dar por sentado que esta sea la razón de la molestia, es posible que tenga algún otro problema o situación que deba ser investigado por nosotros.

Sigue Leyendo »